El portal ha sido desactivado. Comuníquese con el administrador de su portal.

Vídeo de la lección: Sumar cero Matemáticas • Jardín de niños

En este video, vamos a aprender cómo sumar cero a números hasta el 10 usando modelos y ecuaciones.

10:34

Transcripción del vídeo

Sumar cero

En este video, vamos a aprender cómo sumar cero a números hasta el 10 usando modelos y ecuaciones.

Empecemos recordando qué significa cero. Es el símbolo que usamos para representar nada. Aquí hay una imagen de un plato con cero rosquillas. Y aquí hay una imagen de cero elefantes. Por supuesto, no podemos ver elefantes porque cero significa nada. ¿Qué pasa si sumamos cero a un número? ¿Y qué pasa si se suma un número a cero? Vamos a averiguarlo.

Aquí hay un grupo de tres trompetas. Pero ¿qué sucede si sumamos un grupo que no contiene ninguna trompeta? Podemos decir que este grupo tiene cero trompetas. Para hallar el total de los dos grupos, solo necesitamos contar todas las trompetas que podemos ver. Eso es uno, dos, tres. Y no hay nada que contar en este grupo. Por tanto, podemos decir que tres más cero es igual a tres. Terminamos con la misma cantidad de trompetas que teníamos al comienzo.

Al sumar cero a un número vemos que el número no cambia. Y esta regla también funciona si comenzamos con cero. Aquí hay una imagen de cero caramelos. ¿Qué pasa si sumamos dos caramelos a nuestro grupo de cero caramelos? Vemos de inmediato que la cantidad de caramelos que tenemos en total es dos. Así que, si comenzamos con cero y sumamos un número a cero, ese número no cambia. Intentemos resolver algunas cuestiones en las que hay que sumar cero.

¿Cuánto es cuatro más cero? Pista: cuenta para obtener la respuesta.

En esta cuestión, debemos calcular cuatro más cero. Ya sabes, «más» es otra forma de decir «sumar». Esta es una cuestión de suma. Y también podemos ver el símbolo de suma, cuatro más cero. Este cálculo también se muestra con imágenes. Primero, tenemos un grupo de cuatro gatos. Tenemos un recuadro vacío, que es lo mismo que decir un grupo de cero gatos. Recuerda, cero es lo mismo que nada.

Nos dan una pista en la cuestión. Nos dicen que contemos para hallar la respuesta. Contemos todos los gatos en ambos grupos. Hay uno, dos, tres, cuatro. Y luego, no tenemos nada que sumar en este grupo. Cuatro más cero es igual a cuatro.

Si tengo cuatro canicas y tú me das cero canicas, sigo teniendo cuatro canicas. Por lo tanto, cuatro más cero es igual a cuatro. Si tengo cero canicas y me das cuatro canicas, ¿cuántas canicas tengo? Escribe una oración de suma para expresar la respuesta.

Este problema es un poco como una historia. Y podríamos usar instrumentos matemáticos para ayudarnos a averiguar cuál es la respuesta. Leámoslo de nuevo desde el principio. En primer lugar, se nos dice que empezamos con cuatro canicas. Dice, si tengo cuatro canicas. Así que, comencemos tomando cuatro fichas. Estas representan nuestras cuatro canicas.

En la cuestión nos dicen que haces algo con mis cuatro canicas. Me das cero canicas. Sabemos que cero es lo mismo que nada. Es por eso que la mano en la parte superior de la imagen no tiene nada. Y esa es también la razón por la que, si utilizamos fichas para representar este problema, no necesitamos ninguna. Cero significa nada.

La oración continúa diciéndonos que si me das cero canicas, todavía tendré cuatro canicas. Y esta historia también está representada por una oración, o igualdad, de suma. Cuatro más cero es igual a cuatro. También podemos ver esto al observar el modelo de partes y todo que hemos elaborado usando fichas. Cuatro fichas más ninguna ficha hacen un total de cuatro fichas. Cuando sumamos cero a un número, este permanece igual.

La siguiente parte del problema de nuestra historia termina con una pregunta. Si tengo cero canicas y me das cuatro canicas, ¿cuántas canicas tengo? También podemos ver que esto se muestra en la imagen. Aquí está mi mano. No tiene canicas. Y aquí está tu mano dándome cuatro canicas. Para hallar la respuesta, necesitamos sumar cero y cuatro. Incluso podríamos escribir estos números como parte de nuestra oración de suma directamente. Sabemos que lo que tenemos que hacer es sumar cero, ese es el número con el que tengo que empezar, y cuatro, ese es el número que me das. Usemos fichas nuevamente para modelar lo que se nos pide.

Empiezo con cero canicas. No necesitamos dibujar ninguna ficha allí. Después me das cuatro canicas. Ahora, necesitamos combinar ambos conjuntos de fichas para hallar el total. El total es cuatro. La cantidad de canicas que tengo es cuatro. Si sumamos un número a cero, la respuesta será la misma que el número que sumamos. La oración o ecuación de suma que muestra la respuesta a esta cuestión es cero más cuatro es igual a cuatro.

¿Es ocho la respuesta a ambas sumas? ¿Ocho más cero es igual a qué? ¿Y cero más ocho es igual a qué?

Esta es una cuestión realmente interesante porque, en cierto modo, nos dan la respuesta antes de comenzar. Nos dan dos oraciones de suma y luego nos preguntan, ¿es ocho la respuesta? Nuestro trabajo es analizar las sumas y pensar, ¿la respuesta es ocho en ambos casos?

Para empezar, fijémonos bien en nuestras sumas. ¿Qué notamos? Bien, lo primero que podemos ver es que ambas contienen los mismos dos números que se suman. Hay un número ocho y hay un cero. Recuerda que cero tiene un valor de nada; no vale nada. También podemos ver que ambas oraciones numéricas son sumas. Por eso usamos la palabra suma en la cuestión. Es lo mismo que adición, dos números sumados.

Las dos contienen los mismos números. Las dos contienen símbolos de suma. Pero los números en cada suma están cambiados. ¿Notaste esto? En el primer cálculo, comenzamos con ocho y luego sumamos cero. Y en la segunda suma, comenzamos en cero y sumamos ocho. ¿Crees que ocho es la respuesta a ambas sumas?

Usemos una cinta numérica para ayudarnos a representar lo que nos preguntan. En nuestra primera suma, necesitamos calcular ocho más cero. Por lo tanto, el número con el que vamos a comenzar es el número ocho. Ponemos una ficha al lado del número ocho para mostrar de dónde partimos. Y después, necesitamos movernos cero lugares porque estamos sumando cero. Mira la ficha. Estamos a punto de moverla cero lugares. Ahí estamos. No se ha movido en absoluto. Sabemos que no se moverá porque cero es lo mismo que nada, cero lugares.

Si sumamos cero a un número, permanece igual. Si comenzamos con ocho y sumamos nada, obtenemos una respuesta de ocho. Por tanto, sabemos que ocho es la respuesta a la primera suma. Pero ¿es la respuesta a ambas sumas? Veamos la segunda suma.

En esta suma, necesitamos comenzar con cero y contar ocho porque necesitamos sumarle ocho. Nuestra cinta numérica ya tiene el número cero, así que vamos a poner una ficha a su lado. Movámosla ocho lugares mientras contamos hasta ocho. La hemos movido un lugar, dos lugares, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho. Si comenzamos con cero y sumamos ocho, obtenemos una respuesta de ocho.

Esta cuestión nos muestra algo realmente interesante sobre sumar cero. Si comenzamos con un número y sumamos cero, el número permanece igual. Y si comenzamos en cero y sumamos un número, la respuesta será la misma que el número que sumamos. Ocho más cero es igual a ocho. Y si sumamos los dos números al revés, cero más ocho también es igual a ocho. Nuestras fichas terminaron exactamente en el mismo lugar. ¿Es ocho la respuesta a las dos sumas? Sí lo es.

¿Qué hemos aprendido en este video? Hemos aprendido a sumar cero a los números hasta el 10. Y lo hemos hecho usando modelos y oraciones, o igualdades, numéricas. También hemos descubierto algo interesante sobre lo que sucede cuando sumamos cero. Hemos aprendido que, si sumamos cero a un número, el número no cambia. También hemos aprendido que, si comenzamos con cero y le sumamos un número, la respuesta será igual al número que sumamos.

Nagwa usa cookies para asegurarse de que disfrutes de la mejor experiencia en nuestro sitio web. Descubrir más acerca de nuestra Política de privacidad.